Sensores compactos, fiables y con costes de operación reducidos, para determinación de profundidad de nieve.

Los sensores ópticos SHM 30 de Lufft para determinación de profundidad de nieve permiten medirla en segundos con precisión de milímetros llegando a profundidades de nieve de 10 metros.

Logo Lufft_web AI
Son sensores compactos, fiables y con costes de operación reducidos. Están basados en la emisión de un haz de luz visible  y la medida de distancia por tecnología optoelectrónica.  Los SHM 30 de Lufft permiten detectar el nivel de la superficie hasta una distancia de 30 metros. SHM30 Lufft

A diferencia de los medidores de profundidad de nieve ultrasónicos, la tecnología láser es independiente de los cambios de temperatura.  Incluso con presencia de lluvia, que dificulta el proceso de medida, el SHM 30 de Lufft es capaz de medir la superficie de nieve.  La evaluación de la fuerza de la señal transmitida permite diferenciar entre nieve y césped.

Sus aplicaciones más habituales son:
  • Servicios meteorológicos.
  • Seguridad en el tráfico aéreo y por carretera.
  • Áreas deportivas de invierno.

Álava Ingenieros utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.